Colaboradora con Canal Catala, Estil 9 y La Sexta TV. artemisatarotartemisaforo.blogspot.com.

Una forma diferente de entender el Esoterismo.

Bienvenido Amig@:

Si me has seguido a lo largo de estos años verás, que este es un anexo más de Artemisaforo-Artemisatarot que te ofrezco para facilitar que me puedas contactar, además de Facebook y la Web de Artemisa (sitio Oficial) www.artemisaforo.com, que muchos de los visitantes de este blog conocerán. Recuerda... Primero fue la Librería Esotérica Artemisa fundada en el año 1997. Luego, junto al registro de marca, ArtemisaForo en el que tan buenos ratos hemos pasado. Y tras Artemisa-Tarot o Tarot Artemisa (Pag. de Consultas), ahora he decidido comenzar este Blog que a la vez de facilitarte mayor información y ayudar a que me conozcas mejor, también pretende ser un pequeño archivo de anecdótas y curiosidades, de esas que se pueden ajustar al aún amplio Mundo del Esoterismo. Espero que mi blog lo encuentres interesante.

Mis mejores deseos para ti.

Artemisa.

Si deseas Consulta Presencial llama al telf.:
+34 932 180 718

miércoles, 23 de febrero de 2011

2012... Apocalipsis?...



Desde tiempos remotos, la humanidad ha sufrido el temor constante forjado por los vaticinios y terribles pronósticos de Visionarios y Profetas que a lo largo de la historia, se han aventurado a ofrecer al mundo sus palabras. Desde el Egipto Antiguo, pasando por la Biblia hasta llegar a Nostredamus , los avisos de salvación del hombre por supuestos visitantes de otros mundos y el castigo que la humanidad "se habrá buscado" con su falta de respeto hacia el planeta y hacia su propia especie o, "el Castigo Divino que llegará a los hijos de Satanás y por el cual solo los Escogidos se liberarán", han sido argumentos que han acompañado al hombre en todos los tiempos. Sin embargo, pese a que el Fin del Mundo se ha pronosticado en muchas ocasiones y afortunadamente, ese Fin todavía no ha llegado, no existe nada que haya levantado tanta espectación en los tiempos actuales, como el calendario Maya.

Algunos atribuyen el fin de sus cálculos (año 2012) al cierre de un ciclo astronómico que tiene "tiempo de caducidad" ( 5.125 años). Lo cual no implica que tras el final de ese ciclo, la vida de nuestra raza, no pueda seguir existiendo. No obstante, para otros, si incita a temer que algo muy grave está a punto de acontecer.

Desde inicios del los años 2000, en los cultivos de Inglaterra se vienen originando una serie de sucesos que, como muchas cosas todavía, pasan a engrosar la bolsa de las cuestiones esotéricas o paranormales porque nadie entiende ni puede dar respuesta a dichos acontecimientos.


Veamos el siguiente video:


Ahora observemos este otro basado en estudios científicos y NO en pronósticos y vaticinios de iluminados (ciertos o no) o hipótesis.


Quienes creen en extraterrestres opinan que los círculos y figuras en los cultivos ingleses corresponden a mensajes de otros mundos.





Yo no tengo palabras ni sé más que decir. Solo imaginar que realmente los extraterrestres nos estén avisando de algo similar o que un meteorito pueda destruir nuestro querido Planeta Azul... Me deja sin habla y me invita a la reflexión.

.

jueves, 3 de febrero de 2011

La Respuesta está tras el Espejo.



Sueños y Símbolos.

Dentro de las valoraciones oníricas que hoy en día podemos encontrar hasta en internet, existen miles de definiciones de las cuales muchas serán perfectamente válidas para entender el mensaje que esconde nuestro sueño. Sin embargo, por mis propias experiencias que tanto interés despiertan, personalmente opino, que ninguna de ellas es mejor que la respuesta que se siente dentro de uno mismo.

Me explico:
No es que los Diccionarios de Sueños no sean útiles ni válidos, al contrario!, estos ayudan pero, a excepción de los sueños de inversión, en los que todo lo que vemos y vivimos, debe ser interpretado de forma totalemente contraria (y ese va a ser otro tema) podríamos decir que, si dejamos de lado la lógica y nos centramos en la sensación o emoción con la que nos despertamos, cuanto menos, tendremos una pista bastante fiable de por dónde puede ir la generalidad del mensaje. A parte, es importante tener en cuenta los objetos, personas o animales que se han quedado grabados en nuestra mente y que claramente recordamos, al igual que los olores, dolores, sonidos o colores. La luz que vemos en nuestro sueño, también es importante tenerla en cuenta. No es lo mismo soñar que estamos dentro de un recinto o habitación por la que entra la luz solar, que estar iluminados por luz artificial por muy lógico que esto pueda parecer. Los elementos también tienen su importancia, agua, aire, tierra, arena, montañas, lluvia, mar, rio, lago, rocas... En definitva, todo... Absolutamente todo, es válido para nuestro análisis onírico y averiguar su mensaje.
Tras esta introducción he decidido relataros uno de tantos sueños que en este caso, mezclado con otro raro suceso real, creo encontrareis suficientemente interesante. Básicamente se centra en el significado onírico de un espejo, que en este caso se hace trizas, unos desagradables gusanos y una extraña mariposa nocturna que en España jamás puede verse por ser oriunda de zonas polares. Los amantes de los lepidópteros podrán entender perfectamente la anormalidad del caso que evidentemente, pasa a ser otro de esos sucesos extraños a los que denominamos "esotéricos".
"Estaba dormida placidamente en mi cama cuando de pronto comencé a sentirme inquieta y tuve la sensación de despertar. Al abrir los ojos vi como la tenue luz de la luna entraba por la ventana dejando la habitación en una penunbra de color azul ultramar. Entonces sentí dolor en mi estómago y llevé mi mano hacia mi cuerpo para presionarlo, intentando así aminorar ese dolor agudo que aparentemente me había despertado pero, al presionar mi estómago, tuve que levantar la cabeza de la almohada y abrir la boca para arrojar. Para mi sorpresa no fue comida lo que salió de mi sino miles de gusanos que en forma de madejas salían de mi cuerpo sin cesar. Cientos!... Miles de asquerosos gusanos blancos que retorciéndose entre ellos iban cubriendo mi cuerpo!...

Horrorizada por la escena que estaba viviendo me incorporé súbitamente y al sentarme en la cama intentando quitarme de encima todo aquel enjambre de gusanos vi, que frente a mi, suspendido en la nada, había un espejo. Los gusanos habían desaparecido y en su lugar solo estaban mis sábanas revueltas, mi cuerpo sin dolor y mi susto. Medio a gatas por la cama, me acerqué y miré esperándo verme reflejada pero... en el espejo, no se reflejó imagen alguna. Extrañada, extendí los brazos para cogerlo y acercármelo a la cara pero cuando conseguí ver las yemas de mis dedos reflejadas en el... Cuando ya mis dedos acariciaban sus bordes... El espejó se rompió en cincuentamil pedazos estallándome en la cara. Y con su estallido me desperté aterrada, sudada y muerta de miedo, acurrucada en un rincón de mi cama como una niña pequeña en posición fetal. Entendí que debía ir al médico porque mi vida estaba corriendo serios riesgos.
Semanas después de la desagradable pesadilla, obtuve los análisis que tanto se habían hecho esperar y con preocupación pude comprobar que el tratamiento al que me someterían sería largo y no aseguraba conseguir contrarestar, anular o frenar la enfermedad. La preocupación fue evidente.

A los tres meses del inicio del tratamiento, inquieta y sin poder dormir, una madrugada sentí la necesidad impreriosa de acudir a la cocina. Así que me levanté de la cama y me dirigí a calentarme un vaso de caldo pero al encender la luz vi, con extrañeza, algo que me volvió a sorprender aunque esta vez muy gratamente.
Parada sobre el cristal de la ventana, en la parte exterior de la misma, una enorme y preciosa mariposa blanca pareció darme la respuesta a mi pena por la salud perdida. Yo que siempre he sido amante de los insectos y especialmente de las mariposas nocturnas a las que considero realmente una maravilla de la naturaleza, impresionada por su tamaño y su belleza, no pude más

que acercarme extasiada a la ventana para apreciarla con detalle. Élla ni se movió frente a mi presencia. Solo se mantuvo estática y tranquila moviendo teneumente sus antenas en forma de radar mientras yo sentí que me observaba con sus enormes ojos blancos. Me permitó admirarla tanto que hasta incluso pude apreciar lo que asemejaba su respiración con un leve moviemto sincronicazo de su abdomen. Se la notaba serena... Y de repente, sin saber porqué, pareció que su misma serenidad se me contagió a mi. Entonces sentí la necesidad de suspirar profundamente y tomar aire, como si ella me hubiese traído la paz que la preocupación por mi enfermedad me había robado. Después, como dándole las gracias, me dejé llevar por el impulso de colocar mi mano sobre el cristal intentando acariciarla mientras ella siguió confiada y sin moverse.
Debieron pasar entre diez o quince minutos durante los cuales seguí contemplándola con todo mi respeto y admiración. Realmente me sentí hechizada por ella... Tan blanca, aterciopelada, con esas patas fuertes y la vez graciosas que asemejaban llevar calzones... Esas alas tan espectaculares y toda ella de aquel blanco tan impoluto... Sabía que era una mariposa crepuscular de las zonas polares pero era verano y yo estaba en España. Me pregunté si estaría dormida o me lo estaría imaginando... Me pellizqué para despertar pero, noté el dolor del pellizco en mi piel. Era evidente que estaba despierta. No me lo podía creer... Esa mariposa no hubiese sobrevivido en un clima como el de castilla. Me estaba volviendo loca?...
Perdida en mis divagaciones mientras seguía observándola, de repente vi como comenzó a moverse y dando vueltas sobre sus patas, levantó sus alas agitándolas en verticalidad a su cuerpo, camino unos pasos y saltó. Saltó a la nada de la oscuridad de la noche perdiéndose entre las estrellas aunque yo me quedé convencida de que por la mañana, la encontraría caída y muerta en algún rincón. Así que dándole las gracias por su visita y feliz de haber podido contemplar semejante preciosidad, me fui a dormir con una tranquilidad que hacía meses que no conocía. En cuanto los primeros rayos del sol asomaron por la ventana, salté de la cama impaciente, presta a buscar la mariposa de la noche pero, al contrario de otros días, me sentí descansada y contenta. Incluso pareció que mi energía vital había crecido junto a una obsesión: Encontrar a la mariposa dándo por hecho su cumplido fallecimiento. Entonces bajé al patio de la cocina, a ese al que daba la ventana en la que durante aquellos minutos de la noche ella se había asomado a mi vida, convencida de que si su presencia había sido real, no podría andar muy lejos del suelo de ese patio el cadaver de la desafortunada, para la cual no tenía la más mínima respuesta de cómo había llegado a mi casa. Sin embargo, no encontré ni rastro de ella por ninguna parte. Rápidamente subí al tejado, esperanzada en conseguir su cuerpo para guardarlo y admirarlo de por vida pero, ni entre las tejas ni en el borde de ventana alguna, apareció la blanca mariposa.
Pocos días después recibí la comunicación médica de que mi enfermedad había sido superada totalmente y que me daban el alta. Nuevamente estaba sana. La presencia de la mariposa me lo había anunciado."
- Gusanos blancos: Aunque sean desagradables, los gusanos de este tipo, en nuestros sueños, indican renovación. Ellos remueven la tierra, ellos viven de la putrefacción y descomponen dejando el terreno abonado para la nueva vida o la nueva situación. No así los negros que solo hablarían de la pura y dura putrefacción sin más que muerte.
En el caso de los blancos pese a la sensación de asco y desagrado que pueden generar, establecen la prioridad de limpieza, saneamiento o reciclaje y en los casos en los que vemos larvas, para quienes dominen el mundo de los anélidos y sepan distinguirlas de los gusanos, diríamos que la larva blanca es el segundo paso a la vida de una mariposa. Primero el huevo, después el "gusano" (larva), luego llega la crisálida o pupa y tras ella la preciosa mariposa. El gusano blanco o larva está vinculado al arcano del tarot número 13, la Muerte, la cual nos habla de cambio y renovación. Por lo tanto seguimos hablando de vida pese a la sensación desagradable que en inicio se pueda recibir.

- Mariposa: En relación a soñar con este tipo de insectos, yo destacaría la diferencia entre las diurnas y las nocturnas.
Si nos centramos en las mariposas, esas que tradicionalmente se interpretan como tal, su significado sería algo así como el anuncio de un matrimonio o pareja que pese a su aparente dinamismo y alegría, normalmente será de corta duración. Alegría y celebración fugaz así como cambio y renovación (al igual que los gusanos blancos) aunque en este caso nunca irá encaminada hacia una cuestión de sanación física.
Si en nuestro sueño llegamos a cogerla, seremos nostros quienes enamoraremos y "cazaremos" a ese efímero amor. Y si es ella la que se posa sobre nosotros, será entonces el contrario quién nos enamore o "cace" a nosotros.

Sin embargo, si en sueños vemos lo que vulgarmente se identifica como "polilla" y que en definitiva corresponde a lo que son las mariposas crepusculares o nocturnas, lamentablemente, pese a su extrema belleza, debemos darle otro tipo de interpretación.


En este caso, la mariposa toma connotaciones muy negativas, entendiéndose que se convierte en el anuncio de cuestiones complicadas, incluida la salud, que durante un tiempo aportarán a nuestra vida corrosión, enfermedad y preocupación.
El máximo exponente del nefasto anuncio, nos lo dará la visión onirica de la Acherontia Atropos, famosa tras su aparición en la película "El Silencio de los Corderos", y llamada también "Mariposa de la Muerte" o "Calavera" por su carectirístico dibujo en la parte superior del torax. Ya desde la antiguedad, encontrarse con una de ellas o verla en un sueño, suponía vivir con la angustia de que la Parca no tardaría en llegar. Claro que en realidad, al margen de la superstición popular, este maravilloso insecto, no es más que una gran "polilla" totalmente inofensiva que en definitiva no anuncia más que sus compañeras de la familia crepuscular.

Si tomamos como comparativa la mariposa que VI y no soñé, deberíamos tener en cuenta que pese a que también era una mariposa correspondiente a la misma familia que el ejemplar que se muestra en la imagen superior, por su color, BLANCO, la interpretación varía ostensiblemente pues arroja una solución clara, una luz, un final al problema que está generando o generará preocupación. En mi caso, la salud. Es decir, volvemos al cambio, renovación y sanación tras un periodo de preocupación y corrosión incluso en lo físico.

- Espejo: Simboliza nuestras fantasias, ilusiones y la conexión entre el consciente y el inconsciente. El espejo es en definitiva y a grandes rasgos, el "Peito Grillo", nuestro Yo Interno, en definitiva nuestra consciencia que enfrenta y muestra a nuestra razón lo que en nuestro insconsciente subyace escondido.
Si NO nos vemos reflejados en él, la muerte o cambio, vuelve a hacer acto de presencia pues este es un nefasto augurio. Es tanto como decir que nuestro camino está terminado o va a terminar muy pronto. Aún así, también se podría interpretar como una ausencia de ilusiones o metas, según el entorno en el que lo soñemos y el resto del sueño.
Si nos vemos distorsionados, el sueño nos avisa de que no nos aceptamos tal y como somos aunque también nos dice que nos estamos engañando. A veces destacan partes de nuestra rostro o cuerpo, exageradamente deformados, ampliados o minimizados. En estos casos el mensaje deberá entenderse como que nuestro interior nos destaca esas zonas corporales, anímicas o internas que despreciamos de nosotros o que están enfermas y que tenemos que cambiar o sanar.
Si la imagen es clara y real, querrá decir que nos conocemos bien y que nos aceptamos tal y como somos. En consecuencia podremos alcanzar nuestros objetivos de vida con la misma claridad y realismo con la que nos vemos reflejados.
Cuando el espejo se rompe, nos habla de la destrucción de nuestras esperanzas y ambiciones o simplemente de la destrucción de nuestra propia imagen. Degeneración, enfermedad, abandono. De esta forma, cuando nos vemos reflejados y el espejo estalla, podríamos hablar simplemente de odio o desprecio hacia uno mismo.

... Me sentí observada por sus grandes ojos mientras la admiraba.