Colaboradora con Canal Catala, Estil 9 y La Sexta TV. artemisatarotartemisaforo.blogspot.com.

Una forma diferente de entender el Esoterismo.

Bienvenido Amig@:

Si me has seguido a lo largo de estos años verás, que este es un anexo más de Artemisaforo-Artemisatarot que te ofrezco para facilitar que me puedas contactar, además de Facebook y la Web de Artemisa (sitio Oficial) www.artemisaforo.com, que muchos de los visitantes de este blog conocerán. Recuerda... Primero fue la Librería Esotérica Artemisa fundada en el año 1997. Luego, junto al registro de marca, ArtemisaForo en el que tan buenos ratos hemos pasado. Y tras Artemisa-Tarot o Tarot Artemisa (Pag. de Consultas), ahora he decidido comenzar este Blog que a la vez de facilitarte mayor información y ayudar a que me conozcas mejor, también pretende ser un pequeño archivo de anecdótas y curiosidades, de esas que se pueden ajustar al aún amplio Mundo del Esoterismo. Espero que mi blog lo encuentres interesante.

Mis mejores deseos para ti.

Artemisa.

Si deseas Consulta Presencial llama al telf.:
+34 932 180 718

sábado, 24 de diciembre de 2011

FELIZ NAVIDAD y PROSPERO AÑO 2012.


Camina por mis ilusiones

Penetra en mis sentimientos
cabalga por mis emociones
siente cada pequeña pasión,
y sobre todo, sé feliz,
por mi y por ti,
Feliz Navidad!

En este año,
en todos los años,
estaré siempre para ti,
y aunque no me necesites,
seguiré estando siempre aquí,
porque te quiero...
porque necesito que seas feliz.
Directamente a tu corazón
pasando por mis sentimientos,
directamente a tus emociones,
caminando por mis amores,
directamente a ti,
te deseo toda la felicidad,
que te mereces por ser tú.
De nuevo estoy aquí,
para desearte felicidad,
y apoyarte en tus sueños,
para desearte todos tus éxitos
y acompañarte en tus alegrías,
de nuevo estoy aquí,
y siempre estaré aquí para ti
Feliz Navidad.

Que seas feliz todos los días
que la sonrisa sea tu compañía
que la tristeza sólo sea recuerdo
que los sentimientos no te abandonen
que siempre seas todo amor,
y que yo pueda compartirlo contigo.

De José Andrés Córdova Aragundi
Ecuador


sábado, 19 de noviembre de 2011

MADRE... QUE SERE CUANDO SEA GRANDE?

Adela fue madre tardía después de 10 años intentando traer al mundo a su deseado retoño, y cuando por fin lo consiguió, se prometió a sí misma ser, la madre más comprensiva y amorosa del mundo. Su querido Fidel nunca tendría una sola queja o duda en cuanto a su amor de madre y espíritu de sacrificio. Así que mientras el hijo creció feliz en sus primeros meses de vida, colmado de mimos, caprichos y cariño, ella perdió a su estimado Juan y sola frente a la vida, sin más familia que su vástago, siguió su arduo camino superando fatigas, necesidades y angustias.

Solo habían transcurrido 4 meses del nacimiento de Fidel cuando Juan la dejó para siempre tras una muerte inesperada. Conduciendo su viejo camión de reparto le falló el corazón y como cuando alguien se queda dormido al volante, el vehículo se precipitó al profundo barranco. Los pocos restos que pudieron rescatarse tras la explosión, Adela nunca llegó a verlos aunque su imaginación hizo estragos de por vida en su mente, imaginando tal horror.

Comenzaban los años 50 cuando esa recién estrenada madre quedó viuda, llena de temores y vencida al dolor. Nunca hubo trabajado, poco estudiado y a duras penas aprendió a dibujar unos trazos similares a un nombre. El que dijeron que era el suyo... Fue casada precipitadamente a los 16  para huir del horrible orfanato que le dio cobijo durante su infancia y adolescencia pues ninguna familia se interesó por ella en su niñez. La Adela niña resultó no ser suficientemente blanca ni rubia...  Suficientemente alta ni fina... Simplemente no fue suficientemente bella ni aparentemente lista. La Adela niña como la Adela joven fue alguien carente de respeto y cariño que soportó menosprecios y humillaciones. Una niña tosca, una joven retraída a la que nadie quiso... A la que nadie enseñó lo que era higiene, amabilidad o cortesía. Para Adela, pese a los cambios que su cuerpo experimentó con la edad, nada cambió en su día a día pues, desde el primer momento que fue recogida en la calle, abandonada a su suerte, hasta el último instante que permaneció en ese odioso lugar, todos, absolutamente todos los días de su vida fueron igual de tristes, solitarios y confusos. Jamás un destello de amabilidad... Nunca una luz de esperanza al final del camino.
Cansada de desprecios y oscuridades... Sin cariño ni amor, la desafortunada encontró en Juan, el escape a su triste encierro. 
El, pese a ser "el hijo tonto" de los jardineros del orfanato, no solo le había dado ternura y respeto sino que terminó convirtiéndose en su apoyo y sustento. El suyo y el de su deseado niño. Hubiese sido un buen padre y demostró ser un buen marido y ella, necesitaba tanto dar el cariño que no pudo dar nunca a nadie... Qué sería de ellos sin su querido Juan?...
Adela miró a Fidel con lágrimas en los ojos y resolvió con rapidez. En el paritorio prometió de corazón que lucharía por cumplir lo prometido. No permitiría que su hijo muriese de hambre. Pero... 
Tres meses después del fallecimiento de Juan, el niño lloraba con desconsuelo mientras su vientre se contraía convulso. La mujer no tenía un céntimo para comprar comida, ni leche con la que amamantar al pequeño. Nadie fiaba a Adela y su debilitado cuerpo no podía generar el alimento que la cría precisaba. 
Conforme pasaron los días, necesidades y promesas la obligaron a superar los miedos y una mañana se lanzó a un mundo desconocido para ella. Fidel necesitaba comer "hoy" pero en el "mañana", también necesitaría educación y estudios. Los que ella nunca tuvo. 
Mendigando trabajo mal pagado, limpió y fregó las miserias de otros en cárceles y hospitales. Enfermó de tuberculosis y no murió de milagro pero... Día a día, noche tras noche, casi sin dormir ni comer mientras los años pasaron, agotada llegó una madrugada tras otra, a su humilde y húmeda  casa. Un sótano que alumbraba con candiles de aceite y velas, mientras en el resto de la finca se encendían bombillas de "125" y unos conectaban estufas de resistencias rojas y los otros metían carbón en las calderas. Pero Adela no pudo pagar facturas eléctricas ni carbón, ni leña. Solo pudo cubrir a su hijo con las viejas y apedazadas mantas que en el hospital desechaban. Obligada a ahorrar de donde no quedaba, para darle al chico una buena escuela y a ser posible también "la universidad", vivió sacrificio tras sacrificio durante lo que pareció un interminable y duro "invierno" que se alargó durante años de tenues luces y hogazas de pan remojado en leche que, a veces agria, regalaba por misericordia algún vecino. En ocasiones, la "suerte" hacía aparecer un saquito de azúcar, varias pastillas de cacao y un taco de mantequilla, todo ello colocado con sumo cuidado y esmero, frente a la puerta del triste hogar. Como por "arte de magia"...  Como por arte de "birlibirloque"...
Cuando eso sucedía, Adela y Fidel acompañaban su lineal alimento, con el rico majar aparecido. Pan untado con mantequilla, cacao rallado y un tazón de leche con azúcar...
Y Fidel creció.

A mediados de los 60, aquella sacrificada madre, obtuvo el primer gran premio a su esfuerzo. Sacar a su hijo del húmedo sótano y subir a la segunda planta de su escalera. 
La nueva vivienda era mucho más espaciosa, caliente y luminosa. Disponía de agua corriente que no precisaba ir a buscarla a la fuente del barrio y también luz eléctrica. Muebles, los justos... Un par de camas, mesa, dos sillas y poco más pero, Fidel tenía su propio cuarto para estudiar templado por la única estufa que la línea eléctrica de la vivienda podía soportar. Y mientras, Adela siguió calentándose acurrucada en su vieja manta apedazada, alumbrándose con el viejo candil que su "Juan del Alma" compró en alguna feria de antaño mientras seguía llegando cansada y dolorida de madrugada para pagar orgullosa los estudios de Fidel junto al alquiler del nuevo hogar. En el pasillo, la radiante bicicleta que a costa de los vestidos que no se compró y de lo que no comió, pudo regalarle al chico para su 15 aniversario.
Ese día, Adela invitó a la portera de la finca, su única amiga, a que compartiera tan feliz celebración. Feli que así se llamaba, fue quien guardó y cuidó a Fidel, todas las horas que la madre pasó trabajando fuera de casa. Día tras día... Noche tras noche... Año tras año... Era de comprender que los 15 años del chico fueran tan importantes para ambas. 
Aquel bebé que lloró muerto de hambre y frío, se había convertido ya en un buen estudiante y gallardo jovencito. Feli era digna de disfrutar de la cara de júbilo del niño en la entrega de tan merecido y sacrificado premio. Su soñada, merecida y demandada bicicleta.

Pero esto solo es el recuerdo de una anciana que, con la mente cansada por su edad, los huesos deformados por la humedad y el desgaste, y una anemia crónica ocasionada por la mala alimentación que durante toda su vida sufrió, se explica y explica sin aliento a sí misma porque... Hoy, muchos años después del inicio de su duro destino, de la superación de sus miedos, de soportar el hambre y dolor inmisericorde en su castigado cuerpo a cambio del bien estar del ser a quien dio la vida, se ha visto abandonada en una gasolinera por su querido Fidel.
De repente, se preguntó: - ¿A dónde fue?...
No entendió que el coche no estuviera allí parado, en el mismo lugar en el que la dejó, alentándola a que fuera al lavabo. 
Preocupada por haber ensuciado su ropa interior, solo esperaba llegar a casa para asearse y ponerse cómoda. Fidel la ayudaría, como siempre, porque ella no disponía casi de movilidad. A sus 86 años, Adela no conseguía levantar la cabeza a la altura de los hombros ni mover los brazos con un mínimo de coordinación ni comodidad. Deformada por la artrosis, su cadera y piernas tampoco le permitían estar mucho rato de pie sin apoyarse en su bastón pero este, se había quedado en el coche y sus piernas comenzaban a temblar sin control. 
Miró como pudo de un lado a otro de la gasolinera y aguantandose el dolor mientras cerró con fuerza sus ojos, se preguntó: ... ¿Dónde se habrá metido este hijo mio?...  
Intentó distraerse dicienciéndose lo orgullosa que se sentía por lo bien que Fidel había realizado su carrera de medicina... Recordó el día de la entrega de las orlas... Las buenas calificaciones... Y las felicitaciones de los catedráticos por la matrícula de honor conseguida. Y entonces, una lágrina resbaló por su mejilla mientras un extraño helor pareció invadirla. La anciana no supo interpretar el motivo de su emoción... ¿Alegría frente al recuerdo de tan hermosos momentos?... 
Una agria sensación recorrió su cuerpo cuando volvió a sentir el fuerte dolor y fallaron sus piernas tambaleándose brúscamente. Dolor y más dolor... Un dolor punzante que nació de sus entrañas y que en esos instantes, no supo a qué correspondió.

Media hora había pasado entre que Fidel la acompañó a la puerta del aseo en la gasolinera y que Adela, minutos después, salió llamándolo inquieta e incómoda, mientras se apoyaba torpemente entre la puerta y la pared. Al salir al exterior y no ver a su hijo ni el coche, levantó los ojos todo lo que pudo mientras terminó de colocarse la falda. Esperaba ver a su chico... Su Fidel... Allí mismo... Para ayudarla a entrar en él vehículo pero, tras los postes de gasolina no encontró a nadie. 
La puesta del sol vestía el solitario paisaje de rojo y púrpura pero no hacía pizca de frío y sin embargo ella, sintió helar su sangre en las venas mientras el dolor iba en aumento. Adela dejó de recordar y ya no volvió a explicarse nada más.


Nunca se supo si la sacrificada madre fue consciente de lo que su hijo fue realmente cuando llegó a "grande" aunque, bien pensado, esa última lágrima que resbaló por su mejilla, quizás debió delatarla pese a que de su boca, como siempre,  no salió ni un solo lamento. 


El dependiente de la gasolinera la encontró desplomada en el suelo, fría como el hielo y los sanitarios de la ambulancia poco pudieron hacer por ella. Adela ingresó cadaver en el hospital y de Fidel solo se supo que, cuando fue "grande", no solo consiguió un título de médico si no que también llegó a ser, un soberano cabrón.


Por el Amor, por el Respeto, por la Vejez y en honor a todas las Madres pero especialmente, a la memoria de esta gran mujer,  Adela. Descanse en paz.




   

lunes, 8 de agosto de 2011

ORACULO y ENIGMAS Part-1.mp4

                                            ORACULO Y ENIGMAS.
                                                            RKB
                                             Radio Kanal Barcelona.                   

                 Podeis encontrar este video en ArteMusicBox (YouTube).



Programa de MIRIAM BELIN.  Día 10 de Junio del 2010. Invitada: ARTEMISA.
La Sinestesia.

domingo, 7 de agosto de 2011

TRISTE ACIERTO.



Desita llego satisfecha y feliz después de sus años de tristeza y soledad. Su voz lucía con un brillo dorado espectacular y aquella especie de lineas puntiagudas en rojos opacos que conforme ella hablaba se dibujaban en mi mente otras veces, se habían convertido en sinuosas líneas curvas, que ondulantes, parecían bailar frente a mis ojos al compás de su voz.
Contenta de verla y sentirla así, mi pregunta fue obligada y evidente:
- El amor ha llamado nuevamente a tu puerta Desi?... Te veo francamente... Radiante!...
Ella me miró con una sonrisa de oreja a oreja, bajó la mirada y sin responder, entró directa a mi consulta.
Una vez sentada frente a mi, me dijo:
- Artemisa... Quiero que mires el futuro que tengo con Juanito.

...Y con cara de beneplácito, extendió su mano dejando una bella fotografía de los dos sobre la mesa.
Yo me sentía tan feliz como ella con su grata noticia pero, nada más ver la bonita foto y centrarme en el rostro del nuevo candidato, mi sonrisa se tornó en un extraño interrogante:
- Desi... Tienes ganas de ser madre?... (Pregunté)
- Nooo! Por qué lo preguntas?... Ves embarazo?... (Dijo con sorpresa)
- No. No es eso cariño... No es eso lo que veo...
- Ah, no?... Pues entonces por qué lo preguntas? (Insistió más sorprendida aún)
- Este hombre busca una madre que le ayude con su hijo y si me apurás, también para él. Necesita una mujer cariñosa y entregada, dispuesta a comprender y a dar sin exigir ni esperar. Su concepción del amor es extraña Desi... Tiene demasiadas carencias afectivas hasta con su propia madre... Carencias que le vienen desde la adolescencia... Tiempo en el que, percibo, soportó mucha ausencia maternal y tiranía del entorno. Es un hombre femenino... Muy sensible! Es un buen hombre pero... Necesita mucho cariño, apoyo y ayuda, y no veo claro que, lo que tu necesitas, te lo pueda dar. Quizás está demsiado centrado en que a su hijo no le pase lo que a él le pasó en su día. Es cómo si él mismo desarrollara el papel de madre con el niño. Es un hombre maternal. No paternal. Eso quiere decir que...
Miré a Desita con angustia y tragué saliva... Dios! Cómo iba a desilusionarla de esa forma con una realidad tan dura!... Pero si no respondía la verdad que yo percibía, no solo estaría alimentando una mentira si no que anularía sus mecanismos de "alerta" y ella seguiría confiando en algo imposible de crear porque, para aquel caballero era imposible, hacerse el cargo ni la idea de lo que Desi precisaba para ser feliz dentro de una pareja. Podrían ser amigos, podrían ser colegas... Pero yo sentía que ni relación carnal ni placer ni alegrías. Solo los problemas de él y su hijo. No vi más.
Sin levantar la mirada de la fotografía le dije a Desi: 
- Siento decirte que no necesita una compañera de camino con quién compartir su vida. De verdad que lo lamento... (Le dije consternada).
Sin embargo, lejos de desanimarse con mis palabras, Ella exclamó animada:
- Pero qué dices Artemisa! Noooo! Está enamoradísimo de mi!!!... Hace muchísimos años que nos conocimos y también hacía mucho que no nos veíamos. Ya de joven se enamoró de mi pero yo, le di "calabazas". Mira... Es cierto que tiene un hijo pero el niño está bien atendido por la madre y Juanito se lleva bien con la ex. En cuanto a su madre... Pasa olímpicamente de ella! Por lo visto es una mujer dominante, prepotente e insoportable. Dudo mucho que tenga ganas de "tener" otra madre! Has fallado amiga!...
Y carcajeándose de mis palabras, como si hasta entonces no hubiese escuchado nada, me miró de reojo y añadió:
- Venga, venga!... Céntrate en él de una vez y dime qué es lo que ves. Tírame las cartas! Seguro que te estás equivocando. Ya verás lo que te dice el tarot, ya verás. Estoy convencida de que este, es el definitivo!... (Terminó diciendo sonriente otra vez)
Yo solo atiné a añadir:
- No te digo que no te quiera... Solo digo que, o no sabe amar a una mujer, o su forma de amar no será la que tu precises.
Desita siguió mirándome con displicencia y no abrió la boca.
Extrañada por su reacción, me pareció entrever que aquella mujer que durante años se había puesto en mis manos confiando en mi, buscando orientación y ayuda a sus penas y temores, y que tan contenta y agradecida había estado siempre con mis vaticinios, de repente, dudaba de mis sensaciones y palabras.
Era evidente que yo podía estar equivocándome!... Porque a veces, los videntes, también nos equivocamos pero, mi sensación frente a la fotografía que aún permanecía sobre el cristal de la mesa era tan, sumamente fuerte que, no pude menos que mirarla con excepticismo y seguir. La consulta se perfilaba dura. Desi quería aferrarse a una ilusión que estaba muy lejos de la realidad que creía y necesitaba, al igual que no admitiría lo que yo le acababa de decir. Sabía que tampoco aceptaría lo que temía que el tarot podía reflejar. Aún así, me relajé para que mis sensaciones no afectaran la tirada, puse mi mente en blanco olvidando la foto y...
Durante unos minutos permanecí callada observando a mi clienta. Luego, cuando ya me sentí preparada cogí las cartas, tomé aliento, la miré a los ojos y barajé concentrada en el futuro que ambos, Juanito y Ella, podrían tener juntos. Mientras, la consultante esperó ansiosa sin decir palabra con su brillante y ya escéptica sonrisa puesta.
- Corta por favor. (Dije pasándole el mazo).
Ella colocó su mano sobre la baraja, se concentró en su amor y cortó. Y mientras se concentraba, yo recé por estar equivocada esperando con avidez, el supuesto grato mensaje de las cartas. Desi se merecía ser feliz!... Yo le había conocido demasiados años de soledad, de ausencia de ilusiones, de trabajar su autoestima, de superación personal... Sabía que estaba preparada para dar amor pero antes tendría que recibirlo porque esa era su mayor carencia. Falta de amor...
Juanito se perfilaba con las mismas necesidades y carencias que la que consultaba. Esperar que le dieran. Cómo podrían entonces entenderse, si ambos reclamarían lo mismo al otro sin ser capaces de dar y soltarse espontaneamente?...

Desgraciadamente para ambas, solo al corte, el mensaje de los arcanos ya no dió los buenos augurios que deseamos, al menos, en cuanto al desarrollo de una feliz pareja. Más bien el mensaje de la tirada fue, el mismo que acababa de darle sondeando la fotografía con mi videncia. En ese instante... Quise fundirme. En definitiva, un resultado nefasto para lo que Ella hubiese deseado y yo, estaba obligada a darle el mensaje.
Supongo que molesta y sin creer en mis palabras, Desita me despidió y se marchó. No volví a verla hasta casi un año después. Cuando la puerta se cerró tras Ella, me quedé tan desanimada y confusa que, de haber estado en su lugar, no habría vuelto nunca más a consultar a "semejante" vidente pero, tiempo después...

Sonó el timbre de la puerta y al abrir vi que era... Ella! Sin embargo su luz, su voz y su apariencia tendía a ser nuevamente triste, enrojecida o amoratada y opaca, y aquella sonrisa tan espectacular de la última vez que nos vimos, no se perfilaba ni en un simple esbozo. No hizo falta explicar ni mirar cartas. Me abrazó y simplemente dijo con su habitual seriedad:
- Artemisa... Por desgracia, no te equivocaste. Su hijo es lo primero, las imposiciones de su madre lo segundo y yo estoy en un lugar que no es si quiera, ni el último. Creo que ni tan solo se da cuenta del tiempo que pasa sin verme. Tenías razón. No me necesita más que para acompañarlo con su hijo. Ni compañero de camino, ni sexo, ni risas, ni juegos... Solo palabras de proyectos incumplidos si no está su hijo en ellos. Por mi, en casi un año y medio, pocas veces ha hecho una excepción o cambiado sus planes por verme feliz. El es astuto. Aparenta ser generoso porque nunca pide pero si quiero verlo, siempre soy yo la que tiene que dar y ceder. Sabes?... Ya he perdido toda la ilusión que sembró en mi, al principio, con su aparición y sus sabias palabras. Lamentablemente, ha conseguido convertirse en un simple amigo, que no AMIGO, mi querida AMIGA.

Artemisa.


 

Radio Kanal Barcelona -RKB. Programa radiofónico "Oraculo y Enigmas" de Miriam Belín.
   Sinestesia y Sistemas de Adivinación.

 


sábado, 2 de julio de 2011

CONTACTO CON EL MAS ALLA.



Puede parecer extraño pero los contactos con el "otro lado" no siempre son como esperamos. Los que me conoceis sabeis que soy bastante analítica y que antes de lanzar una afirmación en cuanto a "lo desconocido", acostumbro a analizar y no dejarme llevar solo por "sensaciones" o ilusiones y como efectivamente es habitual en mi, en esta realidad que aquí os explico, seguí manteniéndome en mi misma línea de "excepticismo" hasta que "alguien" me llamó la atención y me hizo comprender que lo que "parecía", más bien "era".

Este artículo lo edito en el segundo aniversario de la defunción de mi querido perro PEQUE fallecido de ancianidad el 29 de Abril del 2009 y con cual compartí casi 15 años de mi vida. Los afectos y sentimientos no entienden de razas ni colores. Sirva esto para los "escépticos".

                                               A ti te lo dedico Compañero.


Después de casi 15 años de compartir geniales ratos y también fatigas y angustias por cuestiones personales que no vienen al caso, llegó el día en el que la grave artrosis deformatoria que sufría mi coleguita, me llevó a la encrucijada de tomar o no tomar "la horrible decisión". Peque no podía ya ni caminar y corría el riesgo de quedarse paralítico pero su verdadera devoción por mi y el no querer abandonarme, lo llevó a agotarse hasta la extenuación. Su desgaste era gigante y el esfuerzo por vivir un día más junto a mi, también. Yo no podía verlo sufrir ni minuto más en esas condiciones y al final, tras meditarlo mucho, decidí liberarlo de la obligación que él mismo se había impuesto. Seguir conmigo. 
Cuando dío su último y débil suspiro apoyando su cabezita en mis manos, sentí como lo había liberado a la vez que yo también me liberé de tanto sufrimiento. Eran las 15.00 horas del día 29 de Abril del 2009.

Durante la tarde estuve relativamente distraída trabajando en las tareas de mi consulta pero luego, cuando la jornada terminó, sentí la necesidad de salir a dar un paseo como los que daba con él al cierre de mi negocio. No tuve la sensación de caminar sola por la calle. Sin embargo, cuando por la noche regresé a mi casa, un tremendo vacío me desgarró por dentro y sentí que mi habitación estaba helada. Ese fue el duro momento en el que realmente topé con mi realidad. Mi Peque ya no estaba y yo lo había sacrificado. Un horrible sentimiento de culpabilidad me invadió y un séquito de interregantes acrivillaron mi cabeza. Y si lo hubiera llevado al veterinario y administrado más dosis de medicamentos?...

Esa noche no pude dormir ni un segundo y continuamente tuve la sensación de escuchar sus pasitos lentos y cansados sobre la alfombra de mimbre que se extiende a los pies de mi cama. Una vez tras otra levanté la cabeza y encendí la luz esperando verlo allí, con su cabezita reposando sobre la colcha y sus grandes ojos negros mirándome como pidiéndo permiso y ayuda para subir pero... pese al sonido de sus pasitos, no le vi.
Días después de su muerte, mi angustía y soledad había crecido tanto que me obsesioné por no haberlo abrazado con toda mi fuerza... Con todo mi amor, en sus últimos minutos de vida. Lo que en realidad hice fue aguantarle la cabeza para que no se le cayera en el momento crucial y mientras mis manos lo asíeron con delicadeza, pegué mis labios a su frente y bajito, bajito, le hablé intentándo darle toda la paz que pudo salir de mi en ese dramático instante. No quería que se sintiera solo en el trance... No quería que sintiera miedo al pasar "la barrera"... Yo estaba como siempre, con él. 
Los dos sabíamos sin hablar que era nuestro último minuto compartido pero... El no haberlo abrazado me llevó a dos meses tremendos de dolor. Qué torpe había sido!... Ya nunca tendría ocasión de volver a sentir su cuerpecito gordezuelo y peludo entre mis brazos... Cómo había podido dejarlo partir sin darle mi último abrazo?...

 
La vida es bella Amig@s... Con problemas y alegrías, amor y desamor... pero siempre merece la pena vivirla y las Almas sabias son porque para algo se llevan con sigo el aprendizaje de vida. 
No hizo falta que siguiera llorando mi frustrado abrazo porque una noche, sin más, Peque se me presentó en un extraño sueño que aún hoy, después de dos años, no he conseguido descifrar y entonces, no solo permitió que lo cogiera en brazos y que lo abrazara fuerte, fuerte si no que, se subió a una columna para llegar a mi altura impidiendo que yo me tuviera que agachar. El sabía que mi espalda no podía con sus veintisiete kilos de peso levantándo a peso muerto desde el suelo porque en vida lo había comprobado. Si yo quería cogerlo en brazos, él tenía que subirse al sofá o la cama, de otra forma yo, no lo conseguía. 
Esa noche, por fin comencé a descansar. No obstante, durante el posterior año muchas fueron las veces que escuché con claridad el sonido de su collar agitándose en la cocina y siempre a las horas de la comida o de la cena, como si siguera allí... Sentadito en el suelo esperando pacientemente su menú. 
Un día tomé consciencia de que mi Peque, por mucha lógica que quisiera ponerle a los sonidos que me negaba a creer fuesen ciertos, seguía en casa junto a mi, protegiéndome y acompañándome como siempre. Entonces hice una prueba. Encendí una velón rosa que habitualmente prendía estando él en vida y lo coloqué al lado de su capacito. La vela habló y el resultado fue impactante. 

Estas son las imagenes de ese modesto video que realicé apresurada con mi teléfono móvil, sin creerme lo que mis ojos estaban viendo. Cierto es que en las imágenes no podreis apreciar el movimiento real de la llama pues el objetivo queda deslumbrado por el fuego pero, SI se ve con claridad el reflejo de la misma y el fuerte titilar cada vez que yo le hablo a mi supuesto Peque.

  
Tardé semanas en dar crédito a esta realidad, hasta que un día, un buen amigo me hizo abrir los ojos y aceptar que la vela había servido de comunicador entre mi perro y yo, sin embargo, el año de su fallecimiento se había cumplido y una servidora seguía enciéndole velas esperando respuestas. No tardé en volverlo a soñar una y otra vez, cada vez con mayor asiduidad pero, en estas ocasiones, mi Peque me miraba desde la distancia y cuando yo lo llamaba, daba media vuelta y se alejaba de mi hacia un lugar indeterminado y desconocido para mi. Parecía enojado. Con mucha pena entendí que había llegado el momento de liberarlo también de nuestro nexo emocional y energético. El necesitaba seguir su camino y yo no se lo estaba permitiendo.

Una noche, llena de dolor, me estiré en mi cama y me concentré en su imagen. Cuando conseguí que Peque apareciera a mi lado... 
Miré hacia delante y vi un sendero como iluminado tenuemente dentro de una total oscuridad. Al final del mismo, una gran luz se movía sinuosamente. Peque y yo estábamos juntos en el camino y nuevamente debíamos despedirnos.
Le expliqué que había comprendido que teníamos que separarnos y que yo estaba allí, con él, para acompañarlo pero que no podría pasar del umbral de la luz y que él, sin miedos y sereno, tendría que partir solito. Peque me miraba desde su altura, con su cabezita levantada. Con sus ojitos pareció decirme que lo entendía. Llevaba tiempo perdido sin saber que hacer en aquella horrible oscuridad y sin notar mis caricias ni saborear sus comidas... Su confusión había terminado. La luz estaba ahí mismo.

Caminamos despacio, uno al lado del otro, como dando nuestro último paseo. Yo haciéndome la fuerte y él decidido con su rabito erguido. No se adelantó un solo centímetro a mi hasta que, llegando a ese umbral de luz, decidió avanzarme. 
Me fui rezagando viendo como la distancia entre nostros crecía y por unos segundos me angustié creyendo que no se giraría a mirarme pero, cuando ya casi la luz lo abrazaba, aún pude ver su silueta parada y su cabecita girada mirándome como esperando la orden... "Ves Peque... Ves... Vete tranquilo y descansa Amigo. Eres todo un campeón".

Se me llenaron los ojos con lágrimas de emoción y pena, mientras una paz tremenda me fue inundando poco a poco a la vez que mi Peque se fundía con la Luz. 

En este último año, no he vuelto a oir su collar ni a verlo en ningún sueño pese a lo mucho que lo he deseado. Sin embargo la llama de su vela sigue moviéndose cada vez que la prendo como se movía su vigorosa colita cuando estaba contento. De izquierda a derecha.

sábado, 14 de mayo de 2011

LOBOS. Una historia Mágica y Esotérica.



Desde tiempo inmemorial, el hombre blanco ha denostado y diezmado a los lobos hasta casi su extinción por considerarlos animales demoníacos y destructivos. Sin escrúpulos... Sin corazón... Mientras, las sabias tribus aborígenes de Norte América y Canadá, veneraban y respetaban a estos animales, no solo por su belleza y poderío si no, también por su sensibilidad, lealtad y capacidad de amar. 
Esta historia real demuestra que en los lobos, de donde han surgido nuestros queridos animales de compañía, los perros, no todo es instinto y maldad. 
Aquí os presento a la pareja en cuestión. Dos preciosos lobos grises que viven en Canadá.


                                                                Dakota y Cheroky.


Dakota y Cheroky tenían su  familia bien establecida. Una manada de seis miembros formada por la pareja, 3 encantadores lobeznos y una loba solitaria que admitieron en uno de los trayectos realizados
en busca del sitio idóneo para establecer su hogar.


Esa loba solitaria se había mostrado siempre sumisa a Dakota y Cheroky, y aparentemente agradecida  y  preocupada  por el bienestar del grupo,   cuidaba  de  los  cachorros  cuando la   pareja
salía a cazar. Se llamaba Chayanne y era más joven que Dakota.


Sin embargo, la naturaleza marco el tiempo de crecimiento de la loba solitaria y una vez iniciado el inexorable ciclo de la madurez sexual de su "amiga", Dakota dejó de acompañar a Cheroky en sus largas excursiones en busca de alimento, por miedo a dejar a sus crías desamparadas frente a la "extraña". Chayanne necesitaba un macho para procrear y en el entorno no existía más macho que Cheroky. Dakota se estaba convirtiendo en una peligrosa rival y los pequeños lobeznos llevaban su sangre. Algo evidentemente molesto para Chayane, necesitada de establecer su propia manada. 

Un día Cheroky salió de caza y tuvo que alejarse tanto del redil familiar que , desorientado y perdido, no pudo regresar.  


Dakota se quedó esperando el regreso de su pareja durante meses, tiempo en el que Chayane se hizo más fuerte y agresiva frente a la soledad y debilidad de aquella madre y  sus cachorros. 


Finalmente, la irritable "extraña", hizo valer su fortaleza traicionada por su instinto. Pero Dakota no estaba dispuesta a perder el dominio de la situación ni dejar desamparados a sus hijos. Ambas lucharon encarnizadamente y...


Dakota perdió la batalla.
Derrotada y herida tuvo que huir de su hogar y alejarse de la fuerza de Chayane, dejándole a sus  crías. Mal futuro se auguraba para la madre y los pequeños pues la nueva loba Alpha, no tardó en maltratar a los cachorros de Dakota mientras esta proseguía, su difícil recuperación en solitario. Por delante quedaba un largo y gélido invierno y la debilitada madre no tenía fuerza ni para para alimentarse. A lo lejos, desde lo alto del cerro y acurrucada bajo el resquicio de unas rocas, Dakota observaba a sus crías con impotencia mientras por la noche lloraba aullando a la luna, esperanzada en escuchar la respuesta de Cheroky. Era la única salida que le quedaba. Intentar pasar el invierno ganándole la partida a la muerte a la vez que esperaba el regreso de su extraviado Don Juan.

  
Lamentablemente, durante meses, la única respuesta que Dakota pudo escuchar fue la de sus crias que desesperadas ante el maltrato de Chayane, reclamaban a su madre con desesperados aullidos.


Sus cuerpos estaban creciendo y necesitaban alimentarse pero la intrusa no permitía que los jóvenes lobos comieran en condiciones y continuamente arremetía contra ellos en cuanto se acercaban al alimento.


Afortunadamente para esa desafortunada familia, la mala suerte estaba a punto de terminar. El duro invierno llegaba a su fin y con la primavera también llegó el deshielo.
Dakota y Cheroky habían sobrevivido cada uno por separado a una dura prueba. El, al otro lado del río, muchos kilómetros más arriba de su familia, aislado por la nieve y el hielo, y casi sin alimento. Ella, superando las heridas que la pelea con Chayane le habían ocasionado y también limitada a una horrible soledad, sobreviviendo al frío y la nieve, y casi sin fuerzas para alimentarse. Eran dos luchadores a los que la vida, tenía que recompensar.

Una mañana algo llamó la atención de Dakota que celosa y pacientemente seguía guardando a sus crías desde la distancia.


Un olor conocido la puso sobre aviso. Cheroky estaba cerca. Sin duda era lo que había esperado para volver al lado de sus cachorros.


Cansado pero contento, el macho entra en el territorio familiar buscando a su pareja pero, Dakota no va   a recibirlo. El la busca pero en   su lugar solo encuentra a  una mimosa y seductora Chayane que intenta atraer su atención con todo tipo de arrumacos.

Desconcertado, Cheroky hecha un vistazo a su prole. Los cachorros casi no consiguen mantenerse en pie.  Se  pregunta  mientras observa el desastre... ¿Donde está la madre?... Sin obtener respuesta, no tarda en darse cuenta de lo que sucede.


Mientras,  en la distancia y el silencio del cerro, Dakota sigue sin perder detalle la escena. ¿Aceptará Cheroky a Chayane como a su nueva compañera?... Atenta e inmóvil espera la decisión de su pareja.


Pero los días pasan y Cheroky no busca a Dakota. Más bien parece estar conforme con el cambio de compañera. Sin embargo, la realidad dista mucho de la apariencia.
La llegada del maltrecho padre y el mal estado de los lobeznos, obliga a Cheroky a no precipitarse en sus decisiones.  Por el momento necesita a un componente fuerte en la manada que aporte alimento y cace para contribuir   a la recuperación de todos.  Y esa  no es otra que Chayane. Solo ella puede dar, por el  momento, el bienestar  necesario. Sin  pensarlo más, la utiliza. Y cuando los jóvenes lobos y el están recuperados, Cheroky hace valer su mando sobre su aparente nueva pareja.


Curiosamente, el macho paga con la misma moneda a la que meses antes había dejado casi morir a sus hijos.
Cheroky impide que Chayane coma de la pieza que ella misma caza y permite que sus hijos coman antes que ella. Algo humillante para la loba que, de pronto se ve relegada al último lugar. Confusa no entiende lo que pasa aunque por el momento se mantendrá prudente cerca de su pretendido aprendiendo a controlar su orgullo. Pero por mucho que Chayane crea que la actitud del padre responde solo a un extraño arrebato, los días siguientes le demostrarán que el nunca le dará la opción de loba consorte ni posible madre de otra nueva camada. Los sueños de la loba solitaria se rompen en mil pedazos cuando se da cuenta de que Cheroky, sin duda, quiere a Dakota.


Pocas opciones le quedan a esta loba que solo ha podido disfrutar de su fantasía, pocos días.
Cheroky busca a Dakota en la lejanía mientras Chayane sigue sin comprender porqué la repudia.



La realidad de Chayane es que tiene las horas contadas en esa familia porque Cheroky no tarda en encontrar a Dakota la cual ha esperado con prudencia la decisión del macho. 
Juntos   bajan  del cerro en el que casi  muere la madre, incapaz de cazar  tras la  pelea  con  la loba usurpadora mientras Chayane se retira de la manada despreciada por Cheroky. Sabe que ya no tiene cabida en esa familia.



A partir de ahora, la vida de esta loba volverá a ser en solitario hasta que quizás, con un poco de suerte,  encuentre a un  macho  también  solitario, que desee  quedarse a su lado y formar una familia.
Mientras, la feliz pareja, nuevamente reunida y ya recuperada de la dura y accidentada separación, no tardará en celebrar un acontecimiento vital.



Unos meses más tarde...


Dakota cuidará satisfecha y tranquila de su nueva camada, y esta vez será sin temer que ninguna otra hembra pretenda quedarse con su sitio.

¿No hay amor, sufrimiento y fidelidad en esta historia?... ¿Quién dijo que los lobos son demonios que no merecen existir?

miércoles, 23 de febrero de 2011

2012... Apocalipsis?...



Desde tiempos remotos, la humanidad ha sufrido el temor constante forjado por los vaticinios y terribles pronósticos de Visionarios y Profetas que a lo largo de la historia, se han aventurado a ofrecer al mundo sus palabras. Desde el Egipto Antiguo, pasando por la Biblia hasta llegar a Nostredamus , los avisos de salvación del hombre por supuestos visitantes de otros mundos y el castigo que la humanidad "se habrá buscado" con su falta de respeto hacia el planeta y hacia su propia especie o, "el Castigo Divino que llegará a los hijos de Satanás y por el cual solo los Escogidos se liberarán", han sido argumentos que han acompañado al hombre en todos los tiempos. Sin embargo, pese a que el Fin del Mundo se ha pronosticado en muchas ocasiones y afortunadamente, ese Fin todavía no ha llegado, no existe nada que haya levantado tanta espectación en los tiempos actuales, como el calendario Maya.

Algunos atribuyen el fin de sus cálculos (año 2012) al cierre de un ciclo astronómico que tiene "tiempo de caducidad" ( 5.125 años). Lo cual no implica que tras el final de ese ciclo, la vida de nuestra raza, no pueda seguir existiendo. No obstante, para otros, si incita a temer que algo muy grave está a punto de acontecer.

Desde inicios del los años 2000, en los cultivos de Inglaterra se vienen originando una serie de sucesos que, como muchas cosas todavía, pasan a engrosar la bolsa de las cuestiones esotéricas o paranormales porque nadie entiende ni puede dar respuesta a dichos acontecimientos.


Veamos el siguiente video:


Ahora observemos este otro basado en estudios científicos y NO en pronósticos y vaticinios de iluminados (ciertos o no) o hipótesis.


Quienes creen en extraterrestres opinan que los círculos y figuras en los cultivos ingleses corresponden a mensajes de otros mundos.





Yo no tengo palabras ni sé más que decir. Solo imaginar que realmente los extraterrestres nos estén avisando de algo similar o que un meteorito pueda destruir nuestro querido Planeta Azul... Me deja sin habla y me invita a la reflexión.

.

jueves, 3 de febrero de 2011

La Respuesta está tras el Espejo.



Sueños y Símbolos.

Dentro de las valoraciones oníricas que hoy en día podemos encontrar hasta en internet, existen miles de definiciones de las cuales muchas serán perfectamente válidas para entender el mensaje que esconde nuestro sueño. Sin embargo, por mis propias experiencias que tanto interés despiertan, personalmente opino, que ninguna de ellas es mejor que la respuesta que se siente dentro de uno mismo.

Me explico:
No es que los Diccionarios de Sueños no sean útiles ni válidos, al contrario!, estos ayudan pero, a excepción de los sueños de inversión, en los que todo lo que vemos y vivimos, debe ser interpretado de forma totalemente contraria (y ese va a ser otro tema) podríamos decir que, si dejamos de lado la lógica y nos centramos en la sensación o emoción con la que nos despertamos, cuanto menos, tendremos una pista bastante fiable de por dónde puede ir la generalidad del mensaje. A parte, es importante tener en cuenta los objetos, personas o animales que se han quedado grabados en nuestra mente y que claramente recordamos, al igual que los olores, dolores, sonidos o colores. La luz que vemos en nuestro sueño, también es importante tenerla en cuenta. No es lo mismo soñar que estamos dentro de un recinto o habitación por la que entra la luz solar, que estar iluminados por luz artificial por muy lógico que esto pueda parecer. Los elementos también tienen su importancia, agua, aire, tierra, arena, montañas, lluvia, mar, rio, lago, rocas... En definitva, todo... Absolutamente todo, es válido para nuestro análisis onírico y averiguar su mensaje.
Tras esta introducción he decidido relataros uno de tantos sueños que en este caso, mezclado con otro raro suceso real, creo encontrareis suficientemente interesante. Básicamente se centra en el significado onírico de un espejo, que en este caso se hace trizas, unos desagradables gusanos y una extraña mariposa nocturna que en España jamás puede verse por ser oriunda de zonas polares. Los amantes de los lepidópteros podrán entender perfectamente la anormalidad del caso que evidentemente, pasa a ser otro de esos sucesos extraños a los que denominamos "esotéricos".
"Estaba dormida placidamente en mi cama cuando de pronto comencé a sentirme inquieta y tuve la sensación de despertar. Al abrir los ojos vi como la tenue luz de la luna entraba por la ventana dejando la habitación en una penunbra de color azul ultramar. Entonces sentí dolor en mi estómago y llevé mi mano hacia mi cuerpo para presionarlo, intentando así aminorar ese dolor agudo que aparentemente me había despertado pero, al presionar mi estómago, tuve que levantar la cabeza de la almohada y abrir la boca para arrojar. Para mi sorpresa no fue comida lo que salió de mi sino miles de gusanos que en forma de madejas salían de mi cuerpo sin cesar. Cientos!... Miles de asquerosos gusanos blancos que retorciéndose entre ellos iban cubriendo mi cuerpo!...

Horrorizada por la escena que estaba viviendo me incorporé súbitamente y al sentarme en la cama intentando quitarme de encima todo aquel enjambre de gusanos vi, que frente a mi, suspendido en la nada, había un espejo. Los gusanos habían desaparecido y en su lugar solo estaban mis sábanas revueltas, mi cuerpo sin dolor y mi susto. Medio a gatas por la cama, me acerqué y miré esperándo verme reflejada pero... en el espejo, no se reflejó imagen alguna. Extrañada, extendí los brazos para cogerlo y acercármelo a la cara pero cuando conseguí ver las yemas de mis dedos reflejadas en el... Cuando ya mis dedos acariciaban sus bordes... El espejó se rompió en cincuentamil pedazos estallándome en la cara. Y con su estallido me desperté aterrada, sudada y muerta de miedo, acurrucada en un rincón de mi cama como una niña pequeña en posición fetal. Entendí que debía ir al médico porque mi vida estaba corriendo serios riesgos.
Semanas después de la desagradable pesadilla, obtuve los análisis que tanto se habían hecho esperar y con preocupación pude comprobar que el tratamiento al que me someterían sería largo y no aseguraba conseguir contrarestar, anular o frenar la enfermedad. La preocupación fue evidente.

A los tres meses del inicio del tratamiento, inquieta y sin poder dormir, una madrugada sentí la necesidad impreriosa de acudir a la cocina. Así que me levanté de la cama y me dirigí a calentarme un vaso de caldo pero al encender la luz vi, con extrañeza, algo que me volvió a sorprender aunque esta vez muy gratamente.
Parada sobre el cristal de la ventana, en la parte exterior de la misma, una enorme y preciosa mariposa blanca pareció darme la respuesta a mi pena por la salud perdida. Yo que siempre he sido amante de los insectos y especialmente de las mariposas nocturnas a las que considero realmente una maravilla de la naturaleza, impresionada por su tamaño y su belleza, no pude más

que acercarme extasiada a la ventana para apreciarla con detalle. Élla ni se movió frente a mi presencia. Solo se mantuvo estática y tranquila moviendo teneumente sus antenas en forma de radar mientras yo sentí que me observaba con sus enormes ojos blancos. Me permitó admirarla tanto que hasta incluso pude apreciar lo que asemejaba su respiración con un leve moviemto sincronicazo de su abdomen. Se la notaba serena... Y de repente, sin saber porqué, pareció que su misma serenidad se me contagió a mi. Entonces sentí la necesidad de suspirar profundamente y tomar aire, como si ella me hubiese traído la paz que la preocupación por mi enfermedad me había robado. Después, como dándole las gracias, me dejé llevar por el impulso de colocar mi mano sobre el cristal intentando acariciarla mientras ella siguió confiada y sin moverse.
Debieron pasar entre diez o quince minutos durante los cuales seguí contemplándola con todo mi respeto y admiración. Realmente me sentí hechizada por ella... Tan blanca, aterciopelada, con esas patas fuertes y la vez graciosas que asemejaban llevar calzones... Esas alas tan espectaculares y toda ella de aquel blanco tan impoluto... Sabía que era una mariposa crepuscular de las zonas polares pero era verano y yo estaba en España. Me pregunté si estaría dormida o me lo estaría imaginando... Me pellizqué para despertar pero, noté el dolor del pellizco en mi piel. Era evidente que estaba despierta. No me lo podía creer... Esa mariposa no hubiese sobrevivido en un clima como el de castilla. Me estaba volviendo loca?...
Perdida en mis divagaciones mientras seguía observándola, de repente vi como comenzó a moverse y dando vueltas sobre sus patas, levantó sus alas agitándolas en verticalidad a su cuerpo, camino unos pasos y saltó. Saltó a la nada de la oscuridad de la noche perdiéndose entre las estrellas aunque yo me quedé convencida de que por la mañana, la encontraría caída y muerta en algún rincón. Así que dándole las gracias por su visita y feliz de haber podido contemplar semejante preciosidad, me fui a dormir con una tranquilidad que hacía meses que no conocía. En cuanto los primeros rayos del sol asomaron por la ventana, salté de la cama impaciente, presta a buscar la mariposa de la noche pero, al contrario de otros días, me sentí descansada y contenta. Incluso pareció que mi energía vital había crecido junto a una obsesión: Encontrar a la mariposa dándo por hecho su cumplido fallecimiento. Entonces bajé al patio de la cocina, a ese al que daba la ventana en la que durante aquellos minutos de la noche ella se había asomado a mi vida, convencida de que si su presencia había sido real, no podría andar muy lejos del suelo de ese patio el cadaver de la desafortunada, para la cual no tenía la más mínima respuesta de cómo había llegado a mi casa. Sin embargo, no encontré ni rastro de ella por ninguna parte. Rápidamente subí al tejado, esperanzada en conseguir su cuerpo para guardarlo y admirarlo de por vida pero, ni entre las tejas ni en el borde de ventana alguna, apareció la blanca mariposa.
Pocos días después recibí la comunicación médica de que mi enfermedad había sido superada totalmente y que me daban el alta. Nuevamente estaba sana. La presencia de la mariposa me lo había anunciado."
- Gusanos blancos: Aunque sean desagradables, los gusanos de este tipo, en nuestros sueños, indican renovación. Ellos remueven la tierra, ellos viven de la putrefacción y descomponen dejando el terreno abonado para la nueva vida o la nueva situación. No así los negros que solo hablarían de la pura y dura putrefacción sin más que muerte.
En el caso de los blancos pese a la sensación de asco y desagrado que pueden generar, establecen la prioridad de limpieza, saneamiento o reciclaje y en los casos en los que vemos larvas, para quienes dominen el mundo de los anélidos y sepan distinguirlas de los gusanos, diríamos que la larva blanca es el segundo paso a la vida de una mariposa. Primero el huevo, después el "gusano" (larva), luego llega la crisálida o pupa y tras ella la preciosa mariposa. El gusano blanco o larva está vinculado al arcano del tarot número 13, la Muerte, la cual nos habla de cambio y renovación. Por lo tanto seguimos hablando de vida pese a la sensación desagradable que en inicio se pueda recibir.

- Mariposa: En relación a soñar con este tipo de insectos, yo destacaría la diferencia entre las diurnas y las nocturnas.
Si nos centramos en las mariposas, esas que tradicionalmente se interpretan como tal, su significado sería algo así como el anuncio de un matrimonio o pareja que pese a su aparente dinamismo y alegría, normalmente será de corta duración. Alegría y celebración fugaz así como cambio y renovación (al igual que los gusanos blancos) aunque en este caso nunca irá encaminada hacia una cuestión de sanación física.
Si en nuestro sueño llegamos a cogerla, seremos nostros quienes enamoraremos y "cazaremos" a ese efímero amor. Y si es ella la que se posa sobre nosotros, será entonces el contrario quién nos enamore o "cace" a nosotros.

Sin embargo, si en sueños vemos lo que vulgarmente se identifica como "polilla" y que en definitiva corresponde a lo que son las mariposas crepusculares o nocturnas, lamentablemente, pese a su extrema belleza, debemos darle otro tipo de interpretación.


En este caso, la mariposa toma connotaciones muy negativas, entendiéndose que se convierte en el anuncio de cuestiones complicadas, incluida la salud, que durante un tiempo aportarán a nuestra vida corrosión, enfermedad y preocupación.
El máximo exponente del nefasto anuncio, nos lo dará la visión onirica de la Acherontia Atropos, famosa tras su aparición en la película "El Silencio de los Corderos", y llamada también "Mariposa de la Muerte" o "Calavera" por su carectirístico dibujo en la parte superior del torax. Ya desde la antiguedad, encontrarse con una de ellas o verla en un sueño, suponía vivir con la angustia de que la Parca no tardaría en llegar. Claro que en realidad, al margen de la superstición popular, este maravilloso insecto, no es más que una gran "polilla" totalmente inofensiva que en definitiva no anuncia más que sus compañeras de la familia crepuscular.

Si tomamos como comparativa la mariposa que VI y no soñé, deberíamos tener en cuenta que pese a que también era una mariposa correspondiente a la misma familia que el ejemplar que se muestra en la imagen superior, por su color, BLANCO, la interpretación varía ostensiblemente pues arroja una solución clara, una luz, un final al problema que está generando o generará preocupación. En mi caso, la salud. Es decir, volvemos al cambio, renovación y sanación tras un periodo de preocupación y corrosión incluso en lo físico.

- Espejo: Simboliza nuestras fantasias, ilusiones y la conexión entre el consciente y el inconsciente. El espejo es en definitiva y a grandes rasgos, el "Peito Grillo", nuestro Yo Interno, en definitiva nuestra consciencia que enfrenta y muestra a nuestra razón lo que en nuestro insconsciente subyace escondido.
Si NO nos vemos reflejados en él, la muerte o cambio, vuelve a hacer acto de presencia pues este es un nefasto augurio. Es tanto como decir que nuestro camino está terminado o va a terminar muy pronto. Aún así, también se podría interpretar como una ausencia de ilusiones o metas, según el entorno en el que lo soñemos y el resto del sueño.
Si nos vemos distorsionados, el sueño nos avisa de que no nos aceptamos tal y como somos aunque también nos dice que nos estamos engañando. A veces destacan partes de nuestra rostro o cuerpo, exageradamente deformados, ampliados o minimizados. En estos casos el mensaje deberá entenderse como que nuestro interior nos destaca esas zonas corporales, anímicas o internas que despreciamos de nosotros o que están enfermas y que tenemos que cambiar o sanar.
Si la imagen es clara y real, querrá decir que nos conocemos bien y que nos aceptamos tal y como somos. En consecuencia podremos alcanzar nuestros objetivos de vida con la misma claridad y realismo con la que nos vemos reflejados.
Cuando el espejo se rompe, nos habla de la destrucción de nuestras esperanzas y ambiciones o simplemente de la destrucción de nuestra propia imagen. Degeneración, enfermedad, abandono. De esta forma, cuando nos vemos reflejados y el espejo estalla, podríamos hablar simplemente de odio o desprecio hacia uno mismo.

... Me sentí observada por sus grandes ojos mientras la admiraba.